Gestión Integral de Proyectos
de Diseño de Viviendas

¿Cómo se cambian los titulares de luz y gas tras reformar una casa?

Cuando se adquiere una vivienda en propiedad tras la compraventa de la misma a otro propietario, es muy común que los nuevos dueños decidan hacer reforma del inmueble para conseguir adaptarlo al máximo a sus necesidades y gustos personales.

En estas reformas se trabajan todo tipo de remodelaciones, desde cambios en la distribución, en los materiales y aislantes o modificaciones estéticas, entre otras posibilidades.

Sin embargo, cuando se dan estas situaciones, son muchos los usuarios que se olvidan de efectuar el cambio en la titularidad de los servicios básicos asociados a la vivienda, cuanto esta tarea es realmente importante de cara a poder disfrutar plenamente del inmueble.

Como esta tarea es frecuentemente olvidada o tratada con menor importancia de la que presenta, queremos desde Instalaciones Expósito hablar acerca del procedimiento que será necesario para poder cambiar la titularidad de los suministros de luz y gas en una vivienda de manera correcta.

Cambiar el nombre de la luz, documentos y pasos a seguir

La persona que haya adquirido el inmueble en propiedad, para poder efectuar el cambio de titular de la luz, tendrá que seguir los siguientes pasos para ello.

En un primer lugar se deberá reunir la documentación que la compañía eléctrica requerirá para poder llevar a cabo el cambio, siendo los documentos necesarios los siguientes:

  • De la persona que afronta la titularidad del servicio, se demandarán la documentación personal y un medio bancario de pago, es decir, una cuenta bancaria en la que efectuar los cargos del servicio, además de un método de contacto por si fuera necesario.
  • De la persona que hasta la compraventa figurase como responsable del suministro, se precisará su documentación personal.
  • Del inmueble en el que se encuentra la instalación eléctrica, se necesitará conocer la dirección exacta, además del documento que acredite el cambio en la propiedad de la misma.
  • De la instalación eléctrica de la vivienda se tendrá que presentar, por un lado, el código propio de la instalación, conocido como CUPS. Por otro lado, se deberá seleccionar el tipo de contrato y de tarifa de la que se desea disponer una vez efectuado el cambio de titular. Para una correcta selección de la mejor oportunidad de contrato, se recomienda hacer un análisis previo tanto de las necesidades energéticas como de las oportunidades de mercado.
  • Por último, se tendrá que elegir aquella potencia máxima de la que se desea disponer en la vivienda, eligiendo aquella que mejor se adapte a nuestro modo de consumo de energía.

Una vez aportados los documentos a la compañía eléctrica en cuestión, esta se encargará de verificar la información aportada, una vez validados todos los documentos entregados, se comenzará a hacer efectivo el cambio de nombre de la luz. Se debe saber que, este cambio no se efectúa de manera inmediata, sino que puede demorarse hasta los veinte días desde su aprobación.

Aquellos usuarios que necesiten llevar a cabo este trámite deben saber que no será necesario el abono de ningún importe, puesto que se trata de una gestión gratuita para los consumidores.

Cambiar el nombre del gas, documentos y pasos a seguir

Para poder efectuar el cambio de titularidad en el servicio de gas de un inmueble, los nuevos propietarios deberán seguir el siguiente proceso:

Al igual que con la luz, se necesitarán reunir unos documentos de manera obligatoria, por lo que antes de contactar con la compañía de gas será necesario reunir los siguientes documentos:

  • De la persona que afronta la titularidad del servicio, se demandarán la documentación personal y un medio bancario de pago, es decir, una cuenta bancaria en la que efectuar los cargos del servicio, además de un método de contacto por si fuera necesario.
  • De la persona que hasta la compraventa figurase como responsable del suministro, se precisará su documentación personal.
  • Del inmueble en el que se encuentra la instalación de gas, se necesitará conocer la dirección exacta, además del documento que acredite el cambio en la propiedad de la misma.
  • De la instalación de gas de la vivienda se tendrá que presentar, por un lado, el código propio de la instalación, conocido como CUPS.

A la hora de cambiar de nombre el suministro de gas, nos encontramos ante una gran oportunidad para renegociar el contrato de suministro de este elemento, buscando poder contratar entre las tarifas de gas más baratas, la mejor tarifa de gas posible, teniendo en cuenta las necesidades de gas que se presenten en la vivienda.

Cuando se han entregado los datos a la compañía de gas pertinente, como sucedía con el servicio eléctrico, estos serán verificados por la compañía en cuestión.

Una vez se ha comprobado esta información, se dará la orden de proceder a cambiar la titularidad de gas, pudiendo posponerse hasta veinte días de nuevo, plazo en el que se finalizará el periodo de facturación en curso, responsabilidad del anterior propietario.

Esta gestión también es completamente gratuita para los usuarios.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
× ¿En que podemos ayudarte?